Archivo de la categoría: III Relatos cortos II

Migro a Wattpad

Amigos y seguidores de WordPress
escrivo estas últimas palabras para despedirme y daros las gracias
migro a WATTPAD

Justo hoy hace 6 años que llegué y justo hoy me voy no he visto que tanto trabajo y esfuerzo haya sido recompensado, esto está muy muerto, o quizás yo no he sabido hacerme un hueco en el blog
En mi opinión wattpad da mucho más juego, en dos semanas he conseguido más que aquí en un año.
La gente se une en editoriales que montan, hacen portadas, book trailer, revisiones y muchos concursos

Ha sido un placer contar con vuestra amistad
si alguno tiene perfil en wattpad y me quiere seguir será un placer contar con él o ella

les deseo mucha suerte
gracias
ale

XIII perdida en el laberinto: en el límite

Alejandro Montero
a Vosotras

la Vida no se detiene en ausencia de tiempo solo se consume casi inapreciable
de barro seco la niña duerme arropada manto de arena
en mundos de dragones marchó en sueños
mientras su esencia se deshacía lentamente en lágrimas de estrellas
una última gota de una vida que se apaga
nunca tuvo duda ni perdió esperanza
aguardando valiente hasta la última chispa
corazón de piedra

a su lado en la cima destella una luz
sus ojos de arena no puede sentirlo solo un destello por un instante en la nada

-sabía que llegarías nunca tuve dudas de que vendrías
te estuve esperando
pero ayúdame qué más no puedo

de un haz de luz en su pecho un corazón de piedra que late
corazón Humano
sus ojos se abren a una visión nueva
a lo desconocido
en un destello deslumbrante un nuevo Ser va tomando forma
-si eres solo un bebe tan pequeño si quiera un recién nacido
exclama entre risas la muchacha

-bueno técnicamente no es así
sonríe el recién llegado
-tu mente humana no es capaz de reconocerse todavía nunca me vio antes y así me construye
ya te irás acostumbrando y me veras con diferentes ojos
pero gracias me gusta que me mires con tan buenos sentimientos
asomado sobre la cima de desierto incalculable

ella se sienta a su lado
-entonces quién eres
buscando en el horizonte que él ve

soy quién llegó más lejos que tú
soy tu tiempo en otros
soy un viajero entre tiempos
soy ahora junto a ti en la cima donde nacen los universos

-y ahora qué Maestro
lo recoge entre sus brazos

-ahora tienes tres opciones tres puertas se te abren
puedes marchar a la galaxia de los dragones y de ellos volar entre sus tiempos
regresar a tus mundos humanos tú ya eres arquitecta de ese laberinto
o dar vida juntos a un Universo nuevo tal y como lo imaginemos

la mujer medita serena y confiada antes de dar una respuesta

-ya…

soy

el amuleto

relato corto de Alejandro Montero
amuleto: Objeto portátil al que se le atribuye un poder mágico capaz de dar salud o suerte o de beneficiar a la persona que lo tiene en su poder y lo lleva encima.

Medita a las afueras del pueblo el maestro sentado bajo dormido nogal de ramas desnudas, a su lado se acerca a saludar un joven que regresa de un largo viaje camino de su casa
-Hola maestro recién llegué de lejanas tierras, ha sido un viaje duro pero lleno de aventuras y experiencias

El maestro rapada la cabeza vestido tan solo con un viejo y desgastado hábito, saluda al recién llegado sin abrir los ojos
-Bienvenido a tu hogar joven aprendiz, seguro que tu madre y tu familia se alegrarán de verte… pero dime que llevas colgado del cuello

-Ah! se ha dado cuenta maestro, es un amuleto que compré por un alto precio a un poderoso curandero, me ha protegido en momentos de peligro
saca, henchido de gozo, el muchacho el bonito collar de su cuello extendiéndolo en su mano hacia el maestro
Reluce una piedra preciosa engarzada en plata sobre cuentas de hueso

El maestro no se inmuta, siquiera abre los ojos
-Y dime joven viajero ¿cuán poderoso era aquel hombre?

-Oh! maestro grandes poderes atesora ese curandero, yo mismo los he visto con mis ojos
Responde confiado el recién llegado

-Y piensas que siendo así, ¿crres que los conservaría si los fuera depositando en objetos?

El joven no sabe qué responder, contrariado ante el interrogatorio
-No… supongo que no

-Y dime… si te hubieran asaltado ladrones en el camino atraídos por tan valioso objeto, ¿te hubiera protegido tu amuleto?
Insiste impertérrito el maestro

-No lo hubiera permitido, lo habría defendido con todas mis fuerzas
Responde orgulloso el joven

-Entonces ¿habrías puesto en peligro tu vida anteponiéndola a un bonito y caro collar?

Duda el joven, insiste el maestro
Y si por otras circunstancias de la vida lo pierdes, ¿no te causaría ello angustia y desazón?
El joven contrariado ya no sabe qué responder

-Realmente es poderoso ese amuleto que me muestras, más lo tiene porque tú se lo has dado, depositaste en él tus esperanzas, tu confianza, incluso tu fuerza. Pero en verdad te digo que todo esos poderes que le has otorgado y por seguro son muchos están en ti, tu mente es capaz de sanarte, guiarte y protegerte sin necesidad de depositarla nada más que en tu propio interior, y ahí debes protegerlos para que nadie te los pueda quitar, deposita en ti todas tus esperanzas, tu confianza y tu fuerza. Ahora ve y saluda a tu madre, te espera impaciente
Regresa el maestro a la profundidad de su meditación

llega el joven viajero collar en mano al pueblo, su madre sale emocionada a su reencuentro, abrazándole efusivamente
-Toma madre le traje un regalo

-¿qué es hijo mío?
contempla la madre emocionada el presente

-Es solo un collar que compré para ti, para que realce aún más tu belleza
Sonríe el muchacho

-Oh es precioso
Agradece la madre entre besos a su hijo querido
-Pero entra en casa y aséate mientras te preparo algo para comer, seguro vendrás hambriento ya tendremos tiempo de que me cuentes sobre tus aventuras…