XIV perdida en el laberinto: en la cima

relato corto de Alejandro Montero
a l@s que elegísteis un Universo nuevo

-quiero… quiero que ilumines este cielo de estrellas desde el lugar en el Universo en el que nos encontramos en este momento
para nadie que quiera venir nunca más se pierda
y un camino para cuando vuelva

en la cima de la montaña más alta de aquel páramo desierto estira la mano la muchacha hacia el cielo
-podrías
se revuelve mimosa de entre sus brazos al bebe va cambiando de forma
destellos deslumbran una figura de luz un hermoso muchacho
embelesada ante visión tan hermosa

-claro
el joven de luz extiende una mano acariciando la de ella dibujando un cielo estrellado
embelesado en la forma que va cambiando éxtasis de sensaciones nuevas que nacen al contacto humano

el cielo se llena de incalculables luceros de colores y destellos
la muchacha se levanta alucinada calcula entre líneas trazando mapas
el joven se sienta en la cima perturbado intentando comprender lo que le está pasando
torrente de emociones desbordan de líquida sangre entre sus venas al palpitar de un corazón humano

-allí allí
grita la mujer emocionada
-allí Sol padre
Luna compañera
allí está la Tierra allí sus mares
mira allí mi Madre

se revuelve ilusionada la muchacha
-estás bien
pregunta preocupada

-sí, no te preocupes, son tantos cambios, tantas sensaciones nuevas
tengo que ir adaptándome y aprendiendo vas demasiado rápido
tengo que adaptarme a tantos cambios
yo vengo de otros lugares somos de otra forma
no sentimos iguales

-Cúando podre verte como eres realmente, y si luego no me gustas
sonríe la muchacha haciendo cábalas entre bromas

-disculpa, relájate, medita, ya seguiremos pintando nuestro Universo
ya habrá tiempo
se pierde la muchacha bella por un instante en la contemplación de aquel punto Sol que parpadea en cántaro rebosante de estrellas
allí…

al lado de su nuevo compañero se sienta
-cuándo te encuentres mejor… he pensado que quiero dos Soles uno más chiquito y cercano y otros más grande y lejano, que uno de luz y otro sombra
quiero tres lunas no dos no solo una pero que esté más cerquita para que pueda tocarla cuando ella reluciente quiera venir a visitarme
quiero…

la muchacha se detiene se calla
en verdad solo quiero volver a casa
he vivido muchas vidas algunas buenas otras malas
pero ninguna lo fue plena
y ahora que puedo
ahora quiero vivir
la vida que siempre hube querido
y nunca pude

-me llevarás contigo
resuelve el recién llegado

-serás mi invitado, te llevaré a mi mundo
te guardaré dentro de mí para protegerte en el viaje de vuelta
y allí te enseñaré lo que es ser un Hombre

-en algunas ocasiones visitaremos el Universo de los dragones
Recoge al bebe la muchacha luces que alumbran su viente

-y en otras regresaremos aquí
nosotros los dos juntos en nuestro Universo

la niña que sueña la muchacha bella la mujer guerrera
extiende su mano alarga sus dedos abriendo un laberinto de incontables mundos perdidos
allá detiene el engranaje mueve el Universo de los humanos

-vamos…

2 pensamientos en “XIV perdida en el laberinto: en la cima

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s