XII Cuentacuentos y Hada tras el rastro de Lobo

relato corto de Alejandro Montero
a los amigos que me ayudaron en los caminos

allá en los montes astures siguiendo el camino primitivo que lleva la ciudad Santa subo a duras penas alta montaña
una pierna amarrada a la bota encubierta de vendas sutura por el talón pus y sangre profunda herida infectada
unos pastores charlan con un leñador en un bancal de verdes pastos validos de cabras ladran los perros a mi encuentro
no me paro ni cambio palabra solo regalo un gesto a modo de saludo de despedida

-anda roto
dice un pastor mirándome de frente a la cara bajando la mirada al cruzarla con la del viejo lobo solitario

-pero no se detiene
puntualiza leñador orgulloso

así camino con gran esfuerzo hasta la cima
de la diosa madre entre las entrañas la montaña helada agua bendecida fuente de piedra tallada por antiguos peregrinos
lavo desnudo cuerpo castigado, con un manojo de hierba fresca limpio la herida vida sobre lo enfermo

y con Sol del mediodía que besa mis mejillas, admiro embelesado fértiles valles, y altas montañas que he de cruzar para llegar a la ciudad Santa…
se eleva el templo de cristales de colores iluminando el cielo a hombres y mujeres santos que han de ascender a nuevos mundos y allí he de descansar algún tiempo para que los que fueron pur@s e iluminad@s entre inciensos bendigan mis pasos

y tras ellos he de seguir a padre Sol hasta el ocaso de los tiempos acompañándolo hasta su último aliento antes de sumergirse un día más en las profundidades, y contemplar como marchan hombres y mujeres que fueron sant@s y sabi@s cruzando punte dorado para unirse con él destellan luces a sus pasos ell@s coronaran de estrellas el firmamento
en su presencia para que sanen mis heridas he de lavar mi espíritu y mi cuerpo en las aguas del océano

solo aasí estaré preparado para subir a la Montaña Mágica y poder contemplar a los seres invisibles a los ojos humanos
aquellos que son sin cuerpo y son únicamente pensamiento ellos se sumergirán en la corriente para conectarse a la Inteligencia ordenadora

-de qué hablas Cuentacuentos
despierta Hada al muchacho de entre ensoñaciones
-de verdad que a veces pienso que estás un poco ido de la cabeza y cuando te pones a hablar así solo de estas cosas sin sentido me pones de los nervios

-qué tú no lo entiendas no quiere decir que sea incierto o no tenga su lógica te explico…
se incorpora el muchacho señalando hacia el valle y las montañas
-la última vez que vi a Lobo fue una experiencia desgarradora, brutal, mi mente se bloqueó en ese viaje recuerdos de vidas pasadas y los borró hace tiempo de inmediato de mi memoria así perdí su rastro, ahora intento seguir sus pasos por estas montañas para encontrarlo de nuevo

-y ¿por esos sitios tan raros de los que me hablas hemos de pasar? pues la llevamos clara contigo mira que vas lento y siempre atolondrado te pierdes más que aciertas así no lo encontraremos nunca, me tendrás dando bandazos…
se revuelve molesta Hada

-¡ay! deja de quejarte tanto y te contaré una idea mejor

-sí…
espolvorea Hada la frente del muchacho con los polvos de sus alas
busca Cuentacuentos la última mirada del Lobo desde una atalaya olfatea el frescor de las nubes bajas buscando un rastro felino

-allí en un pequeño poblado hay una rastreadora de espíritus… podría guiarnos

en un caserío una negra gata se retuerce entre una alpaca de paja acechando a los ratones, alertada de que la observan busca en la distancia al muchacho que lo acecha cruce de miradas
el muchacho calla de repente concentra su pensamiento

-qué pasa Cuentacuentos me tienes intrigada
se revuelve Hada curiosa ante tanto silencio

-nada, está bien nos aguarda accede a escucharnos pero dice que siempre se cobra un precio por sus servicios

Hada queda sorprendida ante hecho tan insólito
-no sabía que los humanos pudierais hacer…

-vamos niña no te detengas que no quiero llegar tarde
apresura el paso Cuentacuentos recuperado de las heridas camino del valle

Hada le sigue revoloteando entre las amapolas

baja el lobo la montaña

si quieres conocer mejor a Cuentacuentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s