II Mk el joven emperador: aeropuerto Jfk

relato corto de Alejandro Montero
dedicado a mi amigo Jesús entusiasta de las conspiraciones

para el coche frente al gran aeropuerto, baja el joven despidiéndose, encara la puerta principal Algunos transeuntes lo reconocen al instante, sacan sus teléfonos para fotografiarlo y gravarlo haciendo comentarios, la mayoría aún no se han enterado de la noticia que ya vuela por las redes
las puertas giratorias se habren a su paso, confundido ante la inmensa mole de cristal y acero duda por un instante, allá…
un puesto de información
-hola buenos días…

-¿qué pasa nene te has perdido?, ¿estás buscando a tu madre?
tras el mostrador  le corta en seco una señora, entrada en años, entrada en kilos. sonríen l@s compañer@s

-podría por favor…

-no ves que estoy ocupada, espera un momento pimpollo
vuelve la señora a cortarle la palabra mientras toca de manera compulsiva la pantalla de su móvil, observando de reojo al recién llegado

-mira que hay locos en este world y esta city se lleva la palma, pero el mocoso éste le ha echado huevos, anda que meterse en la sede de la ONU, la que ha liado el cracy, pues no dicen que  está ahora por el airport…

algunos de los compañeros empiezan a hacerle señas disimuladamente; ella, abstraída en tan sorprendente noticia no se da cuenta y, sin mirar al joven que permanece impasible frente al mostrador, le increpa con wasa
-bueno qué, ¿tienes pensado quedarte ahí todo el día?, ¿qué quieres?

-quiero ir a Japón…

-¿a Japón? pues anda que no está lejos Japón…
busca con la mirada al joven, luego a la pantalla del móvil, así en varias ocasiones hasta reaccionar
-disculpa… solo bromeaba, es qué…

-no importa podría informarme cómo puedo…

-sí, ya sé, te he escuchado, tendrías que ir a las oficinas de Japan Airlines, pero me parece que hasta el viernes no hay fly directo… podríamos encontrar alguno con escala pero…
clava su mirada en aquel joven alto y delgado, escondido en su sudadera negra

-es qué no sé…

-oh my Good, por qué todos me tocan a mí… siéntate allá y trata de descansar mientras Mami te busca alguna alternativa
le aconseja con mirada amable y media sonrisa

el joven encuentra un asiento confortable donde recostarse tranquilo. Cada vez son más los que se detienen a su alrededor, comentan entre ellos, contnúan haciéndole fotos, le gravan en vídeo, pero todos mantienen las distancias
un niño con la cara manchada de chocolate se acerca y generoso le ofrece su chocolatina rechupada

-gracias, me vendrá bien, tengo un poco de hambre
sonríe el joven al niño que vuelve corriendo al regazo de su madre

tras un rato regresa la operaria de la cabina de información
-mira friend, como te avisé hasta el viernes no hay vuelo directo, tengo un par de ellos que hacen escala en la costa oeste te podrían servir, pero…
sonrié triunfante la señora
-… una celebrity que prefiere permanecer en el anonimato ha puesto a tu disposición su jet privado, estará listo en un rato, aunque  tendrás que ir a…

el joven frunce el ceño como perrillo perdido

-oh my Good, esto no me puede estar pasándome a mí, bien sigue a Mami
le dirige entre amplios pasillos, muchos de los pasajeros los miran asombrados
-tendrás el pasaporte a mano

-no, no tengo

-pero se puede saber de dónde has salido chaval, bueno mejor no me respondas, prefiero no saberlo
les esperan el piloto y la escasa tripulación a la entrada del yet

-bueno my friend, ha sido un placer conocerte, espero que tengas un buen viaje y que te vaya prety en Japan
extiende la guía su mano, el joven no le devuelve, permanece frente a ella

-¿qué?, ¿qué quieres ahora?

-me haría falta alguien como tú que, me ayude con todos los trámites y esas cosas

-espera, me estás pidiendo qué…

-sí

-no me lo puedo creer, estoy soñando o me he vuelto loca yo también
mira al muchacho de arriba a bajo, al interior del confortable avión, al aeropuerto
media vida la pasó allí viendo llegar y marchar a otras personas, siempre quiso irse lejos, “cuánto más mejor” se decía cada día al ir al trabajo
qué dejaba atrás un pequeño apartamento alquilado, donde no la esperaba nadie, de un viejo bloque en una ciudad de la que nunca salió, tal vez por miedo, tal vez simplemente porque nunca se decidió

-hay aviones que solo salen una vez, o se toman o se pierden
sonríe el muchacho

-el comandante les da la bienvenida a bordo, entren saldremos en unos minutos
avisa una hermosa y joven azafata extendiendo la mano al interior del yet

-quién dijo miedo…
resuelve Mami con una sonrisa nerviosa

cae la noche mientras el pequeño avión sobrevuela de este a oeste el gran continente americano en busca del imperio del Sol naciente para abrirse generoso al joven emperador de este su nuevo Mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s