Cuentacuentos y la muchacha bella

relato corto de Alejandro Montero
dedicado a ti

-¿de dónde vienes cuentacuentos?

-de una montaña Sagrada donde aguardan mis seres queridos

-¿seres qué… también tengo un fatuo recuerdo sobre una montaña?
Se recoge la muchacha al frío de la noche despejada en un cruce de caminos de aquel páramo yermo, de poco le sirve su sutil vestido de hilos de oro y seda

revolea Cuentacuentos la piel de la loba que cubre sus hombros dejando entrever el dolor de antiguas heridas
-aquellos que son tus hermanos, tu familia, tus amigos, aquellos con los que compartimos buenos momentos y otros más duros, también nuestros árboles y plantas y todos nuestros animales y seres mágicos descansan en piedra a lo largo de la Sabia y Santa Montaña hija de Dragón de Piedra, allí aguardan mi regreso…

-yo también tengo seres queridos seguro me esperan en algún lugar me lo dice una voz en mi interior

-eso es bueno escúchala en el silencio te ayudará a recordar quién eres
cubre con la piel de la loba una diosa que tirita de frío y miedo

-¿hacia dónde vas Cuentacuentos o es que también te perdiste en el laberinto y vagas sin rumbo fijo?

-¡no! yo se de dónde vengo y lo que ando buscando, aunque no haya andado los caminos correctos, sé que me estoy aproximando, lo presiento, he de cruzar este desierto detrás estaré más cerca de mi destino estoy en la dirección correcta… vente, acompáñame, tú conoces el desierto, podrías ayudarme a cruzarlo…
azuza las ascuas del fuego con un largo cayado desgastado por el uso, chisporrean las llamas iluminando la noche estrellada, Luna duerme en su cuna

-¡no! no volveré a pasar por eso, todavía tengo que descubrir mi propio destino, no puedo volver con las manos vacías, debo encontrar mi camino antes de regresar

-quédate con la piel de la loba, hace frío allá a donde vas, te lo aseguro, ya recorrí esas sendas

se caldea el ambiente al calor de la hoguera, despierta curiosa la Luna

-pues preparate tú porque te vas a abrasar, no creo que llegues ni a la mitad, que digo la mitad, te comerán las moscas y los tábanos, te picarán las vívoras y…

-!llegaré¡
grita Cuentacuentos chirrieando entre dientes, silenciando en seco a una diosa que lo mira con cara curiosa

-¿se puede saber por qué estás tan seguro?
se revuelve desafiante la muchacha clavándole la mirada y voz melosa

-por que yo no tengo miedo, y sé lo que busco…

-¿y qué es lo que buscan con tanto ahínco?

-busco a los niños perdidos que quedaron olvidados, atrapados en una fortaleza en la cresta de la montaña más alta, allí permanecen asediados por demonios y bestias hasta el fin de los tiempos, he de encontrarlos y regresar con ellos a la Montaña sagrada, para que podamos marchar todos juntos en busca de nuevos Universos…

agacha la mirada la muchacha bella guardando con el pelo unas lágrimas, la cabeza en la piel de Loba
-conozco esa fortaleza… estuve en ella, allí están mis seres queridos…

TheSoulKeeper_OSP_5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s