Tortura

Relato corto de Alejandro Montero
A todos los seres que han, están y serán torturados y asesinados por el ser humano

Corro entre calles oscuras de edificios en ruina, habitados por fantasmas. Pregunto a la gente que un día conocí, algunas se apartan, algunas lloran, rostros que me observan aterrados, esquivan la mirada.
-¿Dónde está la niña? Nadie responde, todos callan.

Un camión se detiene, ladridos, voces, soldados, gritos de la gente angustiada, todos corren… ¿hacia dónde?

Un mordisco de un perro me desgarra el brazo, me arrastra hacia el suelo, grito, la culata de un fusil.

Solo en una celda, oscura, húmeda, silencio.
Chirría la cerradura, la luz me ciega, voces, entra.
Golpes, un palo, la cabeza, la cabeza.

Agua, un cubo, esposado a una silla, inmóvil, los dedos revientan en dolor insoportable, grito.
Agua, me ahogo, grito.
Preguntas sin sentido, no entiendo.
La sombra de un vestido rojo traes de él, apenas puedo ver, la sangre me ciega. La mandíbula, los dientes saltan ante mis ojos. Descargas, fuego, una luz cegadora.

El fantasma de una mujer con un vestido rojo bailando una triste melodía me traslada a otro tiempo de recuerdos olvidados.
Ya no siento dolor alguno

Silencio, descansa, jadea.

De fuera pasos acelerados, entra, un rostro conocido.
-¡Joder! le has destrozado, ahora no escuchará lo que he venido a decirle. No me mires cerdo.
Una patada me vuelve la cara.
-¿Ha hablado?

-Nada solo pregunta por la niña.
Me busca, me recoge
-¿Todavía la ves?, ¿cuánto tiempo hace que murió…? Ni lo recordarás y aún así sigues viéndola bailar… maldito loco.

-He venido a informarte de que mis servicios en esta cloaca ya no son necesarios, mi misión ha sido cumplida con gran éxito, he sido condecorado y ascendido por ello. Así que sintiéndolo mucho marcho de nuevo a mi amado hogar.
Quería despedirme de ti personalmente, y decirte que no te preocupes más por la niña, mi señora no pude tener hijos y ahora podremos educar a una pequeña a nuestra manera.
Au revoir mon ami, la vida es hermosa.

El clic del seguro de una pistola, monta la muerte en el arma.
-No existe lugar en este mundo del que puedas escapar de nosotros, siempre te encontraremos; ni importa las veces que lo intentes, el final siempre será el mismo. Borra esa ansia de Libertad y olvida tus recuerdos.

-Nunca…

Un disparo, una bala.
-Entiérralo en una fosa de algún camino perdido.

Muero

broken twin

música recomendada: https://www.youtube.com/watch?v=aF2M4NCO5KM
Broken Twin – The Aching
Alas Rotas – el Dolor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s