I el Corazón de los dragones

Relato corto de Alejandro Montero.

Escapa el dragón del aire con el corazón del dragón de fuego, se lo quitó mientras dormía; vuela sobrevolando océanos y mares, desiertos, selvas y montañas; busca al dragón del agua.
En un estanque de nenúfares y ranas la encuentra dormida, le susurra para despertarla, comparte la llama.

Ella se levanta en una ola de espuma, para unirse, compartirse, dividirse y llorarse juntos por todo a su paso; van en busca del dragón de piedra.
En la montaña lo encuentran, arremeten contra él con todas sus fuerzas.
Ruedan entre las venas de la montaña, los tres abrazados en trozos que se desarman y se rehacen en partes compartidas; entre ellos el corazón que no se apaga, al calor de su latido se sacian.
En la embestida, se derraman sobre el valle que riega la montaña y la tierra renace y se comparte de vida de plantas, árboles, flores, animales y aves de belleza única y exquisita que pueblan aquel paraíso.

Despierta enfurecido el dragón de fuego, en su pecho un gran vacío. Sigue el rastro del dragón del aire, buscando en el estanque de nenúfares y ranas. Ya marcharon, estarán en la montaña.
En el valle los encuentra dormidos alrededor del corazón, lo recoge y coloca en su pecho, apaga la rabia.
Lleva al dragón de piedra sobre la montaña para que continúe durmiendo y el de agua lo esconde del viento en algún lugar desconocido.

-Escucha dragón del aire, como has sido travieso tendrás que venir conmigo a mi fortaleza, permanecerás a mi lado.

El dragón del aire no protesta y le acompaña, ya anda urdiendo nuevos planes. En la fortaleza le susurra y le acaricia, para que quede dormido.

Pero el dragón de fuego lo sabe, por eso permanece atento para no caer en el engaño del sueño.

Al dragón de viento no le preocupa porque es paciente y sabe que el fuego al final cede, solo hay que ayudar a que llegue el momento.

Pero al dragón de fuego no le importa porque sabe que, aunque quede dormido y despierte lleno de rabia y de ira, cuando recupere su corazón recordará el sueño que tuvo mientras dormía; de haberse compartido con el resto de dragones.

Música recomendada: http://www.youtube.com/watch?v=ae8hD1kOXV8
Before The Celebration, después de la celebración Hammock – Kenotic

dragón de airedragón de agua
Dragón de piedradragón de fuego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s